miércoles, 11 de noviembre de 2009

lunes, 9 de noviembre de 2009

(Inciso)

Antes de terminar la historia sobre "Why did my boys wake me up??"
Me apetece contar la de hoy, cortita:
Hoy solo tenía que recoger a Callum, Fraser se iba con su mejor amiga Heather hasta el tea time. Cuando está solo, Callum es más cariñoso que cualquier niño sobre la tierra. Después de regalarme lo menos 10 abrazos e ir pegado a mí casi todo el camino, me ha preguntado entusiasmado si podía hablar otra vez con mi hermana (ayer estuvieron los dos hablando con ella por el skype!).

-Maybe, if she's at home you can!

Después de preguntarme si iba al High School y de aclararle que no, que ya tiene 26 mi hermanita, que ya no está en edad, me ha preguntado cuántos tenía yo. Así que le he dicho que 23 el próximo 19 de noviembre

Bea- What will you buy me for my birthay? (siento mi inglés, pero así se lo he soltado!)
Callum-Mmmm...I'm thinking about it... wait! I have a present for you!!

Y con éstas ha metido su manita en el bolsillo y me ha sacado una flor, para ser más exactos, una "poppy". Llevaba ya tiempo queriendo una, pero como tienes que dar la voluntad, aún estaba dándole vueltas cuánto sería una voluntad justa aquí en Edinbra.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Are you ok?

Eso, después de aporrear unas 4 o 5 veces la puerta de mi habitación.
Así es como me han despertado los enanos (los dos, porque han ido por turnos). ¡Y yo que me acosté ayer emocionada pensando en que, por fin, hoy podría levantarme a la hora que me diera la gana! Cuando apagué la luz de la mesilla no me lo podía creer: una noche y un día entero para recuperar el sueño perdido. Para malgastar horas entre las sábanas, para entreabrir un ojo a mediodía y volverlo a cerrar, sabiendo que aun te quedan tantas horas como quieras sobre el colchón. ¿Puede haber una sensación mejor?

La razón por la que ansiaba tanto un día así ha sido mi agotadora semana. No es que haya hecho ningún tipo de ejercicio (cosa que necesito con urgencia, por cierto), sino que me he dedicado a ocupar mis ratos en lo que fuera sin criterio ninguno. Y me ha salido bien la jugada, si no fuera porque al llevar a casa por la noche seguía empeñada en ocupar el tiempo sin pararme si quiera a dormir. Sleeping is overrated, isn't it? It's a waste of time.

El miércoles debía haber ido al curso, pero mi mente se negaba a someterse a tal estado de sopor. Llovía, puede que eso acompañase. Fue un día estresante, puede que eso acompañase también. Así que me escapé a tierras suizas (Lara's home, para ser más exactos) para degustar unas auténticas meatballs que había cocinado mis swedish friends. Mi cuerpo también se negaba a salir si quiera de casa, pero tuve que obligarle. Por el camino iba andando muy despacito, como si realmente esperase que alguien me raptase a toda velocidad y me devolviera a mi casa. Parándome en todos y cada uno de los escaparates, como si por retrasar el momento consiguiera evitarlo. El caso es que tengo que felicitar a Johan, por sus dotes culinarias, a Lara, por acogernos estas semanas en su casa, y a la swedish people por ganar la contrarreloj hablando en inglés (pero siempre con un acento tan dulce que casi te da igual lo que dicen, como si te están mandando a la acera de enfrente a por rábanos). Después me tomé una pinta en el mítico Jeckyl &Hyde (no es algo despectivo en absoluto, pero el caso es que lo mejor son su baños. Ver para creer.)

El jueves se celebrara aquí una fiesta con fuegos artificiales. Un poco macabra, un poco primitiva, en resumen: totalmente Braveheart.
"Remember, remember, the fifth of November"
Se trata de la historia de un traidor de la patria, por así decirlo. Guy Fawkes fue arrestado el 5 de Noviembre de 1605, cuando se encontraba en el Parlamento con docenas de explosivos encima (sutil aclaración: pretendía hacerlo estallar.) Fue juzgado y sentenciado a una de las peores formas de ejecución: colgado, ahogado y descuartizado.
Al año siguiente se reunieron el rey y el parlamento para conmemorar el evento, iniciando un rito que se practicaría cada año, con éste lema y otros: "I see no reason why gunpowder and treason should ever be forgot."
Y así, cada año en Edinbra la gente sube a Calton hill o Arthur seat (depende de las ganas que tengas de escalar, porque se trata de dos colinas de distinta altura), cargados de pseudo-explosivos legales (osease, fuegos artificiales) para hacerlos estallar en lo alto mientras brindan sus latas y botellas. En general, es una forma cool de hacer botellón: con excusa cultural, histórica y patriótica, disfrutando de las mejores vistas de Edimburgo por la noche y bien lejos de la actuación policial. ¿Cómo no iba a ir toda la gente joven bien provista de litros de alcohol??
-End of the Enburgh culture class-
Y ahora, siguiendo con mi agotadora-pero-sedentaria semana, seguir con que después del espectáculo pirotécnico nos fuimos a nuestro club favorito, The Hive. Así que no pude recuperar el sueño del miércoles, cuando solo habia dormido 5 horas. Al contrario, después del Hive se me hizo tan tarde que acabé durmiendo 4 horas. Eso sí, después de hacer otro amigo nuevo más de vuelta a casa. En serio, ¿Por qué aquí todo el mundo se ofrece a darte charla gratuita así llueva, truene o nieve? ¿Y porqué casi llevan el número de teléfono en la frente? Lo más extraño es que no se parecen en nada a los típicos pesados de Madrid, que se hacen cansinos desde el minuto 0 y que desde la primera palabra ya sabes de qué va la cosa. Aquí en Edinbra te hablan porque sí, pero no te sientes intimidada porque quieran algo contigo. Sea de día o de noche, estés en una tienda de electrodomésticos o cruzando la calle, yo no sé pero siempre hay un alma caritativa dispuesto a darte conversación, y su número de teléfono también. Es algo que me choca bastante.
El viernes tocó una de Ceilidh, fiesta típica escocesa similar a la polka y a los bailes de pueblo con la orquesta de turno. Lo gracioso es que la mitad son escoceses, vestidos como tal, y la banda enseña antes de cada canción los pasos a seguir. Cool!
Todo hay que decirlo, después de cansarnos un rato, acabamos en el Picture House. Similar al Hive, pero multiplicando el número de indie-teenagers. Por un momento creí que estaba en una noche de parranda americana de los 80'. Y ahí se paro el tiempo: en ese rato estuve quieta, ausente pero más presente que nunca. Absorbiendo el ambiente, empapándome de él, en medio de todo pero sin mezclarme. Sumergida en mis propios pensamientos, dejándoles mecer por la música que inundaba la sala. En ese preciso momento solo deseaba una burbuja que me atrapase y me enajenase del tiempo, como si por un ratito dejase de existir para el resto. Deseaba que no me vieran, y poder seguir pensando y atrapando cosas en mi mente sin tener que moverme epilépticamente para no desentonar. Aun así, no lo hice. Continué quieta una media hora más, observando, mirando, por supuesto que también recordando. Dejándome envolver por el bullicio, el gélido soplo del aire acondicionado, la música que, como buen titiritera, movía los hilos de los cientos de teens enloquecidos. Cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Y esta estúpida frase recogía mejor que ninguna lo que ocurría también allí: decenas de adolescentes emulando la moda de la generación anterior, o quizá la anterior de la anterior.
Y yo, recordando. Echar de menos es lo que mejor se me da.
Sábado: Ayer fue un día IKEA. No se trata de un juego de palabras, fue exactamente eso: quedamos a las 12 y nos pasamos el día entero en IKEA, como quien queda para ir al parque de atracciones. Por supuesto acompañadas de la swedish people, que como buenos anfitriones nos recomendaron de nuevo las meatballs, y de aderezo un pan de ajo. El resto del día lo gastamos en imaginar nuestro próximo piso, probando todas las cocinas posibles y dejándolo eterninzar frente al objetivo. Nuestra idea era subirlas al facebook, con títulos tales como "crazy night yesterday at home". Doesn't matter.
Después de enamorarnos de todo el baby stuff y de aclarar a todo el Ikea staff lo payasas que podíamos ser un grupo de guiris, hicimos la compra de rigor de swedish food. Yo adquirí 3 packs de zumo y un paquete de ginger thins. Ninguna de las dos cosas llegó a media noche. Expiraron antes en mi estómago.
Y cuando llegué a casa ayer, después de toda esta agotadora semana, los niños me invitaron entusiasmados a unirse a su juego.
***...... to be continued......***

miércoles, 28 de octubre de 2009

Someday, Somehow

When you say “Yes, I think that everything is gonna be alright someday somehow”
cause, you know? I'd like to show you these streets... someday, somehow...

Someday, somehow.
Someday like today I feel really homesick. It couln't be always everything so good... so far.
I miss you, and you, and you. You know who are you if you read it. My english is quite poor, I know, but it's enough to say that.

Billie es nostalgia. A veces, Edinbra también.

jueves, 22 de octubre de 2009

Home, Sweet Home

Sweet like chocolate.
Si Edinbra fuera definible en una sola palabra, sería esa: sweet.
Porque aquí todo es dulce.

-El acento, su forma de hablar: es tan musicalmente edulcorada! (porque es dulce, sí, pero no empalaga).

-Las tiendas: no sólo las tiendas de souvenires típicos, donde abundan las galletas de mantequilla, barritas de azúcar y chocolates rellenos de caramelo, no. Most of the shops here tienen como centro floral unas cuantas estanterías y cuencos con toda clase de dulces. Desde bolsas llenas de gominolas, chicles en formas imposibles, gallecherías (mix of galleta+chucherías), etc. En tiendas de ropa, me refiero: así, de repente, te plantan toda clase de tentaciones multicolor para que luego te intentes embutir en una 36. No sé si se habrán planteado bien su estrategia comercial o es que realmente tienen excedentes de tallas grandes, una de dos.

-Las casas: creo que ya lo he dicho alguna vez, pero se Edinbra se asemeja mucho a un fairytale stage, o como quiera que se traduzca "un escenario de cuento de hadas".

-La gente: Empezando por dar las gracias al autobusero al bajar del autobús, terminando por la amabilidad de espontáneos serviciales donde quiera que vayas. Durante los primeros días casi no hice uso del mapa: siempre había una persona cerca que me ayudaba antes de pedirlo. Hoy mismo regresaba a casa en el bus (hace escasos 20 minutos), con mi mini-diccionario en mano intentando retener una milésima parte, cuando una señora me ha preguntado si estaba estudiando inglés aquí. ¡Tan dulce ella! Se ha deshecho en halagos (creo que no he repetido más veces en mi vida "it's nice to hear that", "it's very kind of you" y something like that) hacia mi inglés, que honestamente es más bien nulísimo.

Y no sólo la gente que se cruza en tu rutina de forma fortuita. Definitivamente, el mundo au pair se ha ganado la palma de la dulzura. Si bien hasta hace escasos 3 meses no había conocido nunca un/a au-pair, ahora vivo inundada de ellos. Es como si se reprodujesen por esporas, y cada ciertos pasos topases con uno. Creo que esto ya lo he comentado por aquí... ¡Qué pasa! ¡Repito lo que quiero, que para eso es mi blog! ja!

Según paso más tiempo con la gente au pair (dicho sea de paso, obviamente ninguno de edimburgo... pero quizá el sabor de la ciudad les atrajo!), más me inunda la sensación de haberme comido un helado de cookie dough. Vale, igual es un poco estrambótica la metáfora (a parte de absurda), pero ya lo he dicho: ES MI BLOG. Y no, no dispongo de hojas de reclamación.
I mean, cuando vuelvo a casa después de 2 o 3 horas en el starbucks (if heaven was a piece of earth...) estoy contenta, saciada, y con una especie de regusto a chocolate que me hace imposible dejar de sonreir. Como cuando saboreas la última cucharada de tu helado favorito.

-Mi host family: Ahora están en Portugal, celebrando su aniversario. No sé cuántos años hace que se casaron, pero ayer descubrí unas nuevas tarjetas sobre la estantería del salón. Igual es que estoy muy sensible, pero las lágrimas se quedaron ahí, al borde del suicidio. Poco más...
Y es que las dedicatorias eran tan emotivas! So cute! Cada uno se dedicaba una, y parece que la vida les sabe a poco juntos... aunque sea agnóstica en este campo (y más bien escéptica), en el fondo me gusta creer que el amor existe.

Sólo hay una cosa en Edinbra que no considero sweet, si no todo lo contrario. Enumeraría cuantas palabras malsonantes colecciono en mi cabeza, pero deseo mantener el adjetivo de "polite" en mi blog. Solo diré que es amarga como ella sola, pero supongo que es la excepción de confirma la regla (porqué siempre tiene que haber una?). Además, ni es del Reino Unido, ni es au pair, con lo cual no cuenta como parte de Edinbra. Se siente!

Y con esto y un bizcocho (o tarta, o cookie, whatever! but always sweet:) me voy a leer un rato! (by the way, el título es "Wish you were here". Girly book, lo sé... pero cómo he dicho: a veces me gusta encontrar pruebas de que lo que -supuestamente- mueve el mundo, existe).

jueves, 15 de octubre de 2009

Little by little

Sííí, to be honest: hace una semana que no escribo.

Y si digo la verdad, creo que voy a seguir este ritmo a partir de ahora. ¡Es tan difícil tener tiempo para estos lares!

La vida de au pair es una vida dura, aunque os creais que no. Los enanos agotan, la limpieza agota, el curso y los paseos agotan... y al final acabas empiltrándote a eso de las 9 de la noche (como mucho, claro). Por otro lado he estado un poco reticente a continuar el blog por un serio dilema: la sociabilización y el problema de plasmar datos de la vida privada a través de un canal tan sumamente público. Porque para ser sinceros, he conocido a bastante gente y lo que más me apetece es escribir mis impresiones, pero creo que no es muy buena idea empezar con ese tipo de cosas... aunque tengo que reconocer que TODAS mis first impressions han sido realmente buenas.

Tanto au pairs suecas, como suizas, como la chica de república checa, el au pair alemán extra-fashion, por supuesto mi española (que aunque viva en las afueras la pienso ver mucho, sí o sí!), y demás gente... encantadores, todos. El finde pasado me lo pase rodeada de estas personitas, y si no cuento cada detalle del fin de semana es porque I'm very lazy, pero debería: me lo pasé genial!

En cuanto a esta semana, está siendo más dura de lo que pensaba... suerte que en el curso me distraigo de tareas del hogar y enanos (les adoro, pero agotan!). Ayer tuve mi cleaning day y creo que no he limpiado más en mi vida: me pasé mañana y tarde entre aspiradora, mop, camas, sábanas, legos y demás historias. Y mira que en España me encantan los legos, pero tengo que decirlo: LOS ODIO. No soporto ver miles de piececitas minúsculas esparcidas por cada milímetro de la habitación, y por supuesto en moqueta!!! cómo se supone que se recoge eso?? Si al menos fuera parqué, podría hacer una de escoba y recogedor, pero en moqueta??? Una de agacha el lomo y prepara tus dedos para sufrir. Agh!
Por cierto, desde ahora también odio el monopoli, y todo juego que contenga piezas enanas y cientos de billetes volátiles que puedan acabar en el lugar más recóndito de la casa. Ódiolos!

Así que así me pasé el día, recogiendo legos, monopolis, risks, y toooooooooodos los miles de peluches que tienen sobre sus camas. ¿Por qué, digo yo, por qué? Son chicos, que jueguen con la play, legos y barcos, vale... pero que duerman con mínimo 20 peluches (no exagero NADA), dónde se ha visto? Es más, tendríais que verles en la puerta antes de ir al colegio, cada uno provisto de dos o tres peluches dispuestos a que les acompañen también en su jornada...eso sí, en la mochila, no vaya a ser que sus compis se los vean y piensen que son unas nenas!! La verdad es que me chocan estas cosas, pero me enternecen a partes iguales :)
Y cuando terminé de limpiar fui a buscarles, les hice la cena y les acompañé un poquito...total, que cuando quise subir a la habitación eran las 7:30 de la tarde. Con razón me he dormido esta mañana, y me he levantado sólo 10 minutos antes de llevarles al cole... chst, vaya carrera que les he metido hasta Howarts!! Pasando ya de lollipop women ni leches.

Este finde va a tocar españolada, que viene la spanish au pair a los centros de Edinbra y habrá que darlo todo (We'll burn Edinburgh!), o por lo menos intentarlo. Además mi host family se va de vacaciones, suerte que somos unos cuantos au pair en la misma situación, de solipandis por una semana... así que habrá que kill the time de alguna manera (vale sí, esta expresión es by Bii, y qué?)

Por cierto! Ayer fui al Harvest show de Fraser, ¡No puede haber niños más monos en el mundo! Look at the food that you eat! See if your diet is complete! (es la letra de la canción, más o menos claro!). Os imaginais a 30 babys cantado esto vestidos de hortalizas? Me los comería a todos! (y nunca mejor dicho!)

Ahí so dejo una prueba :)

video

viernes, 9 de octubre de 2009

Mixed up



Hoy sigue siendo día ajetreado, pero parece que tengo un poco más de tiempo para perdelo en este tipo de cosas.
This week has been so busy! Como dije, ha habido nuevas incorporaciones en mi curso 1 de inglés. Au pairs, como siempre. Y me pregunto porqué de repente me parece que todo está lleno de au pairs, cuando antes nunca había conocido a ninguno! Supongo que es como el que se va de Erasmus, que parece que reconoces antes a los de tu misma especie y te da la sensación de estar rodeado de ellos...

El caso es que el chico au pair (sí, chico, y sí, au pair -y si no que se lo digan a Sergy- ;) nos ha invitado a una fiesta escocesa, de esas con faldas y a lo loco. Literal. Porque a parte de llevar falda, bailan, como en toda fiesta que se precie. Pero claro: bailes escoceses. Me pregunto porqué me los imagino como algo similar a las jotas. Como acaba tarde (a midnight, pero para ellos es la locura de tarde), no hay trenes de vuelta hacia las afueras, por lo que otra au pair va a pasar esta noche en mi casa. Quizá este apartado tendría que haberlo detallado una vez pasada la fiesta, para contar qué tal y eso...

En mi curso 2 de inglés, el de los miércoles, también ha habido dos incorporaciones nuevas: dos españoles no-au pairs. Estuvo bien conocerles, porque después del curso nos fuimos juntos (y junto con el profesor) a un bar de intercambio español. Pintas, gente de todos los lugares y si cabe mencionar, un japonés de lo más gracioso con el que compartí también el autobús de vuelta. Después de confesarme que sólo bebe coca cola porque con 2 dedos de cerveza ya está borracho ("qué sano!"contesté, realmente sorpendida), nada más salir del bar se fumó un par de cigarros. Eso sí, mentolados. También intercambiamos gustos musicales y de anime (of course siendo japanese!), os podéis creer que a su ex-novia también le encantaba "Love Hina"?? (quizá sea más normal que le guste a ella que no a mi...).

Y basta de hablar de cursos! El caso es que esta semana podría ser definible como sociabilizadora. También quedé de nuevo con otras au pairs en el sturbucks de vistas señoriales (esta vez tocó frapuccino, moka siempre!), y mañana las veré de nuevo for lunch. Y para colmo más buenas noticias... ¡¡Mis padres vendrán por mi cumple!! (Puede que suene un tanto infantil, pero las dos cosas me hacen una ilusión inimaginable!). Aquí el alojamiento está no caro: más, y los bed&breakfast no son los típicos lugares modestos a precio asequible, no. Así que después de preguntar en unos cuantos, se lo comenté a mi host-mum. Fue lo mejor que pudo hacer, porque a parte de ser adorable tiene un millón de contactos, así que en menos de 5 minutos -literal- me consiguió una reserva para las 3 noches con un descuento de 50 libras, y en mi calle!
Y como estaba en racha, le pregunté también si la au pair de mi curso podía pasar la noche aquí (por aquello de que no hay trenes de noche), a lo que de nuevo me respondió con su eterna sonrisa:

-Yess, nice!!

Añado, que esto no lo sé escribir: "Mejor, ¡Así no vuelves sola a casa!" :)
Así que como se porta tan bien conmigo y hoy la he visto un poco triste, después de gastar dos horas de shopping (I love shopping) he llegado a casa y me he puesto con una tortilla de patatas.
Chst, y tan bonita que me ha quedado!



Me da la impresión de que sólo hablo bien de mi host mum, y parece que no existe figura paterna... pues sí, existe! A decir verdad es el vivo retrato de Nicholas, el mayor (o viceversa). Tiene su misma sonrisa perenne y la amabilidad como primera norma. De hecho acabo de preguntarle si les cocinaba yo el tea time hoy y me ha respondido que no me preocupase, y que si había quedado esta tarde en el centro me podía llevar él en coche. ¡Perfecto!

Así que ahora dejo ya esto, que tengo que comenzar mi proceso de acicalación... aunque no sin antes publicar una fotillo del dibujo de Fraser, el más enano! Yo soy azul, sí. Tengo entendido que eso no es muy bueno, pero prefiero no pensar en ello :)


PD-También ha dibujado a los gatos, están en negro. Los demás somos igual de pequeños que los animalillos...y por supuesto, él es ENORME.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Short news

Noticias breves en un día de lo más ajetreado:

1-.Ayer dieron españoles en Edinbra. No lo vi, pero gracias a Martulina y a mi Daddy por contarme un poco qué enseñaron!! Por cierto, el bar-banco no se llamaría "The Dome"?? :)

2-. Hoy cleaning day a toda prisa, porque he quedado a las 12, así que no tengo mucho tiempo para contar cosas (Luego recoger a los niños, y luego curso)

3-.Odio acérrimo entre mi profesora de inglés y yo. Ella se empeña en disimular su aversión hacia mi con "dientes, dientes", y yo tampoco pongo mucho empeño en demostrar lo contrario. Es raro detestar a tu profesora y viceversa, pero a veces las cosas son así.

4-.Nuevos miembros en el curso: Un chico au pair de Alemania y una de República Checa. Invitación a una fiesta escocesa este finde, por parte del chico.

5-.El próximo miércoles tendrá lugar el "Harvest show", un festival del colegio de los enanos. Fraser cantará algunas canciones cuanto menos didácticas (otro día me extenderé en esta reseña), asistiremos toda la familia. Me siento como en el final de "love actually".

6-.Ayer los niños se interesaron pro primera vez en mi idioma. Les enseñé un par de cosas útiles, como "hermano" y "¿quieres pelea?".

7-.Me quedan muchas más noticias breves que colgar en este tabloide, pero creo que lo dejaré para otro momento. Cuando tenga más tiempo, y eso.

Have a lovely day!

lunes, 5 de octubre de 2009

Baby's stuff

Supongo que a todos nos gustan ese tipo de cosas, al menos en algún momento de nuestras vidas. A mis scotish boys no. Esta mañana he tenido que desimantarles, literalmente, agarrando cuánto podía de sus cuerpecitos renacuajiles para mantenerles a una distancia prudencial. Aunque parezca que no, dos enanos de 7 y 9 pueden hacértelas ver y desear para mantenerles controlados.

Suelen discutir a menudo:
1-.A Fraser le encanta hacer rabiar a su hermano mayor. La jerarquía en este caso no está muy clara.
2-.Calum es tan hipersensible que en cero coma está lanzándole patadas y puñetazos. No tiene mucho aguante, que se diga.
Y la discusión no podía haber sido más absurda.

-You like baby's stuff!
-No, you like!!
-You're a baby!
-No, YOU ARE A BABY!!

Y así, podrían haberse pasado el día antero, con zarpazos y empujones incluidos. ¿¿Cómo podía explicarles que, en realidad, los dos eran unos mocosos??
Al final he conseguido separarles mientras la madre contemplaba por la ventana el espectáculo, y he solventado la discusión poniéndome de parte del más débil:

-I'm sorry Fraser, but you're the baby of the family.

Calum parecía satisfecho con el veredicto, pero en Fraser no ha surtido el efecto deseado. Asiéndose (y nunca mejor dicho) a su mochila, me ha contestado muy digno que eso no era verdad.

-No. COCO is the baby of the family, not me.

Apunte: COCO es un gato. De los 4 gatos que rondan por esta casa, debe ser que Coco es el más joven. Fraser tiene una lógica así de aplastante, por lo que que ha seguido su razonamiento preguntando a Calum quién pensaba que era el mayor de la casa.

-Daddy.- Pues no, se equivocaba.
-NOOO! The house.

La casa era la más vieja, qué preguntas. Por más que Calum le intentaba hacer entender que la casa no era una parte de la familia, a Fraser le resbalaba bastante. Con este dilema hemos llegado al colegio, y allí les he dejado mientras me iba al supermercado a que me robasen a mano armada por unas cuantas cosas de higiene personal (y un helado de cookie dough, por supuesto!).
También tenían cosas bastante divertidas, digan lo que digan los enanos I LOVE baby's stuff!


Hace un rato ha subido Calum, mi nuevo servicio de habitaciones, a traerme la cena en bandeja. Great! Porque el nuevo libro me tenía enganchada, así que todo ha salido a pedir de boca.


PD-Ayer descubrí el mejor sturbucks del mundo. Estuve degustando un medium café moka (cómo puede gustarme tanto?) con otras dos au pairs (really nice girls!) en un segundo piso de princes street: toda la pared acristalada, sillones, cafés, buena compañía... y, al otro lado, el increíble Edinburh Castle. Se puede pedir más?

sábado, 3 de octubre de 2009

I'm fall in love

Absolutely yeessss!
He intentado contenerme, dije que no quería saber nada del amor... pero como dicen los anuncios de los edinburgh-buses: LOVE HAPPENS. Así de simple. It's saturday, and I'm in love! (vale, he cambiado un poco la letra de la canción... pero lo merece!)

Ayer me tocó cleaning day, aunque bastante de palo porque solo me duró una hora. El resto del tiempo lo malgasté viendo dos pelis y saqueando una de las tres neveras que hay en esta casa. Al mediodía me puse muy responsable a hacer mis homeworks, y cuando no había hecho más que abrir el libro apareció Tina, la china (y no, no es un chiste!). Se quedó conmigo mientras comía su comida china (noodles oscuritos, qué buena pinta...) y me ayudaba a resolver las 15 preguntas sobre Escocia que tenía como deberes. Lo típico que sabe cualquier extranjero, vamos: quién es Bobby (por cierto, es un perro al que le han erigido hasta una estatua), marcas de whiskys y alguna que otra palabra en dialecto escocés... menos mal que estaba Tina, porque si no iba lista!
Al final apareció también Lucas (polish) y entre los tres (con ayudas momentáneas de Doggy, el fontanero, y Bruce, el padre) conseguimos sacar todas las respuestas.

El caso es que el resto del día tampoco fue muy interesante, preparé la cena al mayor y me subí a culturizarme con los dvd's, porque los enanos estaban en casas de amigos (Fraser en casa de su novieta pasando la noche, pronto empieza!). En teoría me tocaba babysitting, así que por eso no hice planes. Y digo en teoría porque a última hora mi madre postiza decidió que se encontraba mal y que podía salir yo de fiesta. Agh!

Hoy por la mañana he ido a saturarme un poco más de cursos, porque he encontrado uno por 10 libras 10 semanas! así que allí que iré. El caso es que llevaba todo el día pensando en él. Llevaba gran parte de la semana rondando por mi cabeza, pero no sabía cuándo sería la próxima vez que le vería. Cada vez que lo imaginaba sentía ese subidón de adrenalina... bueno, ya sabéis de qué os hablo, tampoco hacen falta más detalles.
Ocurrió cuando me decidí a dar otra de mis vueltas exploradoras por Edinburgh. Conociendo nuevos lugares, perdiendo el tiempo doblando esquinas y adentrándome en callejuelas... y de repente, cuando paseaba por mi lovely Victoria Street, le he vuelto a ver. ¡¡¡¡!!!!
Podéis imaginaros, mi corazón casi corriendo por la acera de enfrente, según me acercaba a él... pero con tan mala suerte que justo cuando me le he encontrado me quedaban escasos minutos para acudir a otra cita. Con un amigo de mi hermana y su mujer, (típicas quedadas con gente que no conoces solo porque estás en un lugar extraño). Así que ni corta ni perezosa, me le he llevado a la cita. Ahí hemos estado unas horas, en el hard rock compartiendo coca-colas los 4. ¡¡Qué geniaaal!!

Y ahora está conmigo en casa (que me le he traido también of course), y no dejo de mirarle. Is sooooooo nicee... my dress!!!

Vale, alguna vez tendría que tocar entradas chorras como ésta. Y ahora, me voy con mi host family a disfrutar de scotish meal, que el padre ha decidido que el día es lo suficientemente especial como para deleitarnos con ella. ¡Qué ganas!




jueves, 1 de octubre de 2009

Hard to explain

Mmmm... it is, really. ¡Hace sólo un día que no escribo y no sé por dónde empezar!

Empecemos por la mañana de ayer, en la que me mantuve ocupada perdiéndome por las calles de Edimburgo. Y no por gusto precisamente, si no porque pretendía encontrar el colegio donde debía empezar mi nuevo curso. En realidad ya estoy yendo a uno los martes y jueves, pero me veo necesitada de más así que decidido apuntarme a uno hiperbarato los miércoles también! (y quién sabe si los sábados, porque mi lovely host family me ha encontrado otro aún más cheap)

El caso es que después de toda la mañana perdida (en ambos sentidos), no me dio tiempo a mi cleaning day. Estaba un poco malhumorada por las dos cosas, pero en cuanto fui a recoger a los little boys después del cole se me quitó el enfado en un segundo: de camino a casa me estuvieron contando que Fraser (el pequeño) se irá a dormir el viernes a casa de Amy, su novieta. Y como me encantan ese tipo de cosas, le pregunté a Calum si él también tenía novia, a lo que Fraser saltó enseguida

-Yeeesss, her name is Annaaaa!!!

Calum respondió contrariado que no, que no era su novia. "Pobre", pensé, le estoy poniendo en un apuro. Pero luego me dio aún más pena, porque argumentó su negativa con un:

-NO! I LOVE HER, BUT SHE DOESN'T LOVE ME!!

El ataque de risa (quizá cruel en ese momento, pero no lo pude evitar!) fue laaargo. Calum es muy guapete, pero que solo tenga un amigo con gafitas y orejas de soplillo y que la chica de sus sueños no le corresponda me hace pensar que no está bien posicionado en su clase.
Todo lo contrario que Fraser, que me estuvo contando que su mejor amiga, Heather (viene mucho a casa) está enamorada de él, pero él no de ella. ¡Vaya, qué chico tan solicitado! Pues sí, porque después de esta frase se me quedó mirando con cara de "¿¿Cómo no puedes saber eso??" mientras me decía:

-I'm the MOST popular boy in my class!!!

Ooooh, excuse me!!! Cómo no me lo habría imaginado, por dios!! Por lo que se ve, a pesar de ser el mayor Calum no tiene tanta suerte.


Yyyy después de todo el camino riéndome de estos cotilleos, les hice de nuevo mi "lovely pasta" (palabras de la madre, algo bueno tenía que sacar de un año en Italia :) y me fui a mi nuevo curso. Esta vez tardé menos en llegar, y una vez allí me metí sin pensar en el curso de principiantes. Divertido, cuanto menos: Un matrimonio de Hungría que repetía las palabras de la profesora a grito pelado, un polaco que dominaba el italiano pero era incapaz de decir una sola palabra en inglés después de un año aquí, un chico de Indonesia a kilómetros del armario ya y con una risa nerviosa continua.... mezclarlo todo, y agitar!

Estuvo realmente bien, si no fuera porque lo máximo que aprendí es "Where are you from?". Literal. Y es que realmente era para PRINCIPANTES (subida de moral, pensé que me encontraba entre ellos!). Así que el indonesio (dios mío, qué inculta soy) y yo nos cambiaremos la semana que viene al siguiente nivel, a ver si hay más suerte.

Eso sí, tengo que subrayar que nunca me habían preguntado tanto como en esa clase si estaba casada. ¿Dios mío, me estaré haciendo mayor o es que la gente se arrejunta tan pronto? ¿Me ven con cara de casada, o de necesitarlo? En fin, creo que mi cara al responderles se lo dejaba bastante claro. Aunque no sé porqué hasta mi madre postiza se empeña en buscarme pareja desde el primer día:

Madre postiza- Do you have boyfriend?
Bii - NO. (cara de "ni quiero")
M.P.- No... NOT YET!

Agh!

martes, 29 de septiembre de 2009

It always happens like that.

Seeriously, always.
Hoy estoy reaaalmeeennte cansada, y eso que únicamente he ido al curso de inglés (a parte de llevar y recoger a los enanos). Magnífico curso, por cierto: podría resumirse en 3 au pairs (french, german and Spain:) concentradas en una salita, dentro de una iglesia, con una mesa plegable y una tabla de elementos químicos de fondo. Sí, ésa es mi clase!
Y aprendemos cosas tan útiles como "it's raining cats and dogs" (¿¿Qué clase de refrán ese ese??), que Escocia es la Cataluña de España (la pela es la pela), o que la profe considera veeery rude comer chicle en clase. ¡Y me lo dice después de 3 días de masticar airwaves de eucalipto como una posesa! Así que yo le he dicho que en España es muy polite eso de masticar chicle. Es más, creo que es hasta cool. Pero eso no se lo he dicho.

Y después de dos horas de grandes esfuerzos por mantener los ojos abiertos, he emprendido el camino de vuelta a casa. Hablé con mis compis de clase para ir al cine hoy, pero he tenido que renunciar a la sesión.
1-. Dios, pocas veces en la vida he estado tan cansada.
2-. Si de por si tengo poco resupuesto, hoy, menos.

Y estas dos razones tienen su causa en el día de ayer, y su culpable en mi flatmate, Lucas. Todo comenzó por la tarde, bien entrado el día, cuando me propuso ir a ese lugar donde-no-se-qué. Pues bien, ese no-se-qué podrían ser miles de cosas, porque se trataba de un centro comercial de los que tienen desde un pizzahut hasta cines y salas de recreativos. Pues allá que fuimos, directos al billar!

-Whatt??? Really?? -movimiento de boca sin emitir sonido- Do you wana play to...this???

Pues sí, hablaba en serio. Así que después de advertirle que era la peor jugadora del mundo, terminé ganándole. En fin. Luego tocó una sesión de bolos (esta vez me ganó él, pero por poco), un poco de boxeo y un baile en esa máquina infernal que te demuestra cuán arritmico eres.
¡Todo esto aderezado con unas pints, claro!

Así que entre unas cosas y otras, cuando nos tomamos la última ya eran las 3 de la mañana... es que no caí que hoy me tenía que levantar a las 6:30! Al final he apurado hasta las 7, pero aun así estoy literalmente reventada, fucking hell.

Y como hoy no tengo que cocinar para el tea time (los niños están en el dentista), he cogido suficientes provisiones del armario de DVD's como para aguantar un año a base de ellos. Es reciente, pero he descubierto que ME-ENCANTAN las estúpidas comedias románticas. Una tiene que viajar para darse cuenta de esas cosas...

PD-Estoy dándole vueltas a mi conversación de hoy con Calum. Me estaba hablando de caracoles (porque hoy lluve, y hay cientos) y se me ha ocurrido preguntarle si le gustaba comer caracoles. El problema es que se me ha escurrido una "s", y en vez de "snails" le he dicho "nails". Me pregunto si no pensará que estoy loca por haberle preguntado si le gusta comer uñas.

lunes, 28 de septiembre de 2009

So Far So Good

Y hoy mi día ha consistido en bien poco: llevar a dos niños al colegio de Harry Potter, regañar a uno por cruzar solo, estudiar en casa. Hablar con mi adorable madre adoptiva (porque lo es, y mucho!) mientras hago un break de mi estudio con un sandwich de jamón york y mantequilla. Then, recoger a un niño sólo (el enano se iba a casa de un amigo), y hablar con él sobre porqué narices solo tiene un amigo.
Hoy no ha tocado parque, porque si no está su amigo del alma Max, Calum pasa de ir al parque. Además, dice que las niñas de su clase no quieren estar con él, y él tampoco con ellas. Pues ala, que les den, y nos hemos ido los dos para casita, después de jugar a tirarnos hojas secas a patadas.

Para variar ha sido llegar a casa y correr al ordenador, donde le tiene absorbido un tal "age of mithology", así que me he subido un ratito a la habitat. Al lado mío vive el polish boy, así que cuando nos hemos encontrado por el pasillo hemos hablado un ratito, y me ha propuesto conocer un centro comercial que hay cerca.
-Let's go! pero rápido, que tengo que estar aquí para el tea time!

Y para allá que hemos ido. Mi única compra ha sido una diet coke (eso sí, bien cold), porque mi escasa paga como au pair no da para muchos caprichos. Él ha llenado la cesta de toda clase de alimentos (es chef, por cierto), y en la caja me ha confesado que ha sido la compra más rápida que ha hecho en su vida (dije que rápido! tenía que estar aquí para prepararles la cena!)

Al llegar hemos cocinado al mismo tiempo, pasta ambos, pero con una gran diferencia: Él es chef. Yo no.
Así que yo he cocinado unas simples y llanas espirales con una simple y llana salsa de tomate, mientras él ha condimentado sustancialmente unos tallarines con carne picada, tomate, cebolla y unas cuantas especias, o "heeerrrbs". Mientras hemos dado unas clases de español. Pues sí, porque ya estoy harta, cuando me vacila no sé que contestarle, porque no sé cómo decirlo en inglés! Así que hoy me he cansado y le he dicho en un perfecto castellano
-¿Puedes dejar de vacilarme, tronco?

Unas risas después y unos espaguettis más en las paredes (viejo truco para ver si la pasta está lista), le he enseñado a preguntar "¿Me estás vacilando?". Mal hecho, ahora no para de repetirlo! Lo próximo será un "¿Qué pasa con tu rollo?", eso está clarísimo!
Por ahora sabe decir "cómo estás señorita", "mucho trabajo", "venga, venga!" y "en unos minutos llegaremos a casa". ¡Creo que sabe mucho más español que yo inglés!

Así que ahí hemos estado, practicando también con la madre (que le encanta aprender nuevas palabras), y descubriendo que "guapa" en polaco significa "patas de perro". Dios mío.

Y ahora... otro ratito en la habitación, que ya se han terminado las simples espirales que le she cocinado (por cierto, yo he comido los tallarines del polaco por supuesto... no hay color!:), y el polaco (Lucas, por cierto) se ha ido al gym. En dos horas vendrá y me llevará a one place where nose qué, porque es lo único que le he entendido. Le he dicho que no sabía qué era ese sitio, así que me ha dicho que daba igual, me venía a buscar y ya lo vería. Espero que sea un ham museum o algo así!
Porque me ha preguntado que qué es lo que quería hacer, y yo le he dicho que eso no podía hacerlo aquí, si no en España. Spain in different. Así que nada, me ha dicho que mientras me tome otra diet coke, que es lo único que me hace feliz.

La madre en cambio piensa que mi alimento clave es el ice cream, y me lo repite cada dos por tres... vale, en eso tengo algo de culpa: en 2 días le dejé a la mitad 2 tarrinas de helado DE KILO. En fin serafín, so far so good!

sábado, 26 de septiembre de 2009

Panorámica

Sábado, 18:30, Edimburgo.
Acabo de subir de la cena (y eso que hoy hemos cenado tarde), o como ellos le llaman "Tea time" -o esa costumbre de inventarse nombres falsos-. Porque de tea time no tiene nada: no hay té, ni pastas, ni nada que se le parezca. La hora del té aquí es lo comúnmente conocido como CENA.

Eso sí, una cena a su manera: Hoy, por ejemplo, ha consistido en una tostada con raviolis en salsa de tomate (los ravioles y la salsa encima de la tostada, sí) junto con 3 barritas de pescado tipo pescanova. Otros días son tallariles con queso mascarpone, trocitos de pollo empanados con beans... aquí no se lleva eso de combinar la comida. Huevos con bacon, lomo con patatas.... no, aquí cualquier cosa pega, se mezcla y punto. Y la verdad es que no me quejo, porque está bueno!

La novedad de hoy es que los niños se han cortado el pelo. ¿Aún no he hablado de ellos?

-Nicholas: 13 años, en unos caños será el chico más perseguido de todo Edimburgo. Castaño y con ojos claros, tiene una expresión tan dulce que dan ganas de quedárselo para siempre. Para más inri es el colmo de la educación a sus 13 años (punto álgido de la edad del pavo). Le encanta la historia y es un fanático de los deportes, tanto que es el mejor jugador de rugby, criquet y football (está en 3 equipos, sí.)

-Calum: De un rubio casi cegador, es el más payaso pero también el más sensible. Es el mediano, así que he deducido que padece el síndrome del denmedio. El nombre me lo acabo de inventar, pero creo que tiene su sentido: Nicholas es el mayor, por lo tanto el primero y el que más atención ha recibido. También hay una gran diferencia de edad, porque los pequeños tienen 7 y 9, y cuando no están los padres la autoridad es Nicholas. Incluso, a veces, aunque estén los padres (Nicholas es además muy maduro para su edad, se me olvidaba!). Fraser es el pequeño, y al que más mimos le conceden ahora, por lo que Calum -según sus palabras- odia a sus hermanos. En palabras de la madre es el más dramático, pero yo creo que lo único que quiere son kilos de cariño.

-Fraser: Es enano, rubio y con cara de meterlas dobladas. Es el más travieso (como buen enano que es), pero a la vez está tan bien educado que sabe cuando tiene que parar sus gracias. Obedece casi siempre a la primera, aunque tiene algo que no entiendo: Le ennncanta jugar solo a los videojuegos mientras le observan. Le gusta tener su público y darse la vuelta en cada golpe de wii para marcarse un baile siguiendo la musiquita de la máquina, o guiñarte un ojo a lo John Travolta.

Y mañana sigo, porque este tono taaaan serio en el blog empieza a aburrirme bastante, a parte de que tengo que arreglarme para salir. A las 8, sí. Espero que sigan vendiendo alcohol...

viernes, 25 de septiembre de 2009

Why & Why not

Y como prueba de mi inconstancia y mi dispersión mental, he aquí otra nueva entrada breve (y por lo tanto, dos veces buena. Ya van tres.)

¿Por qué B in Edinbra?

En primer lugar, "B" porque es mi primera inicial, porque su sonido en anglófono es "bi" (verbo to be, ser o estar ;), y porque de repente mi host family ha decidido, a mis 23 años, rebautizarme. La antes conocida como Bea, en esta ciudad y en esta casa ahora es Bii. Así, como suena. Y luego se quejan de que yo no sé pronunciar uno de los nombres de los niños, "Calum"!
Así que ni corta ni perezosa, dos semanas después de responder siempre al grito de "Bii!", hoy le he dicho a "Calham" (para mí, Calum) que él tampoco sabe decir mi nombre:

-Beeee-aaaaa, this is my real name, not Biii!

A lo que el enano me ha respondido con una sonrisa y una repetición de "Beeeaaaa", y acto seguido me ha dicho que pensaba que me llamaba Biiiitrich.

¿Por qué Edinbra? Porque aquí la gente no lo llama Edinburgh, ni Edimburgo, para ellos es Edimbra. Y punto. Tienen esa manía, la de rebautizar todo.

¿Y porqué yo, Bea, estoy aquí, en Edimburgo?
Porque al plantearme lo de au pair imaginé mi vida aquí. Sin conocerlo, sin apenas oír hablar del sitio, de repente apareció claro. En este tema he de reconocer que tiene gran culpa un pequeño gnomo que me susurró en sueños el lugar... su nombre es David. Aquí, Deivid.

Porque mi zona es Roseburn, y me recuerda a Citizen Kane. La palabra clave, el lugar clave. Todo tiene un sentido.
Porque mi casa es preciosa, desde el google maps y desde aquí.
Porque mi familia es encantadora. Porque vivo en la ONU, con un polaco, una francesa y una china. Y es genial.
Porque el cole de los niños se parece al de Harry Potter.
Porque hay ancianitas en los cruces vestidas de guardias civiles, pero con bombín inglés, cuidando de que los niños crucen seguros.
Porque la calle principal es Princes Street, y todavía las niñas quieren ser princesas.
Porque el dulce por excelencia (además de las galletas de mantequilla) es el dulce de leche, y lo ADORO.
Porque es una ciudad de cuento, y ya he leído muchos. Me apetecía estar en uno.

Y, sobre todo... Why not?

Ready? Go!

Esto es un comienzo a la mitad, ni es salida ni es meta: Just a ( break )

Por eso empiezo casi dos semanas después de haber llegado aquí. Por eso, y porque mi dispersión mental me impide a veces hacer cosas tan simples como ésta. Escribir un blog. Original, ¿no?
Se supone que es lo que conlleva irse fuera: que la maleta no pese más de 15/20 kilos, llevar siempre un diccionario a mano, descargarse el skype y escribir un blog.

De momento llevo todas las cosas al día, así que voy a intentar mantener el blog más o menos actualizado (pero no prometo nada, of course :)

De momento, para todos y todas, decir que mi breve vida en Edinburgh se mantiene sobre ruedas aún. Ya veremos más a delante... por ahora mi estancia como au pair en una familia desconocida, en una casa desconocida y en un país desconocido está siendo más que familiar. En ningún momento he sentido la sensación de "Dios, esta no es mi casa, esta gente es muy rara, fucking city".

Lo que sí he pensado es lo de fucking lenguage, pero eso es otra historia. Es precisamente mi cometido aquí, aprender el idioma universal y de paso ver cómo me las apaño para comprender el acento escocés (hiya!). Como esta es la primera entrada no escribiré más, para no contarlo todo el primer día (administrar el suspense, se llama. Acabo de desvelar el secreto de toda novela que se precie.) Sé que debería haber empezado con algo más sustancial, un gancho, una anécdota hiper interesante, pero sinceramente estoy saturada de contar cada minuto que paso aquí a familia y amigos. Ergo...

Mañana será otro día. Y pasado, y al otro...